lunes, 20 de septiembre de 2010

Estudian vínculo entre edad de las madres y problemas con óvulos

Científicos dicen haber hallado una clave de por qué las mujeres mayores tienen más probabilidades de producir óvulos anormales.

Feto en el útero

Con la edad se reducen los niveles de una proteína clave en la fertilización.

Los investigadores de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido, afirman que se debe a una disminución en los niveles de un tipo de proteínas llamadas cohesinas.

Estos compuestos son esenciales para que los cromosomas se dividan adecuadamente para la fertilización, explican los científicos en la revista Current Biology.

La producción de óvulos anormales está vinculada a la infertilidad, aborto espontáneo y trastornos genéticos como el síndrome de Down.

Ya se sabía que los problemas de embarazo en las mujeres mayores pueden deberse a que los óvulos contienen el número equivocado de cromosomas.

Pero hasta ahora se desconocía por qué ocurría esto.

Todas las células del organismo, excepto las de los espermatozoides y los óvulos, contienen dos copias de cada cromosoma.

Los espermatozoides y óvulos pierden una copia en preparación para la fertilización, un proceso complejo.

Las cohesinas se encargan de unir a los cromosomas envolviéndolos en un anillo, lo cual es esencial para que puedan dividirse apropiadamente.

Si los niveles de cohesinas son bajos, esta estructura puede ser demasiado "blanda" para que la división ocurra adecuadamente.

En los óvulos el problema se complica por el hecho de que las ligaduras físicas que se encargan de juntar a los cromosomas se forman antes del nacimiento y deben ser mantenidas por las cohesinas hasta que el óvulo se divida justo antes de la ovulación, lo cual puede ocurrir décadas después.

Los investigadores de Newcastle analizaron óvulos de ratonas viejas y jóvenes y descubrieron que los niveles de cohesina disminuyen con la edad.

Al estudiar a los cromosomas durante su división en el óvulo, descubrieron que la reducción de cohesina en los óvulos de las hembras jóvenes provocó que algunos cromosomas se quedaran atrapados y no lograron dividirse apropiadamente.

Deterioro rápido

Tal como explica la doctora Mary Herbert, del Centro para la Vida de la Universidad de Newcastle, "la salud reproductiva de la mujer se deteriora dramáticamente a partir de los 35 años. Nuestros resultados revelan que la cohesina es una de las responsables".

"Las ratonas viejas que utilizamos tenían una edad equivalente a la de una mujer de 40 años".

"Los niveles de cohesina eran mucho menores en los óvulos de las ratonas viejas y sus cromosomas llevaron a cabo una división muy desordenada que resultó en que los óvulos retuvieran el número equivocado de cromosomas", agrega.

Según la investigadora, el próximo paso será analizar el desarrollo de óvulos humanos e investigar porqué la cohesina se pierde con la edad.

La mejor forma de que una mujer evite este problema es tener hijos a una edad joven

Doctora Mary Herbert, Universidad de Newcastle

"Si logramos entender este mecanismo, estaremos mejor preparados para saber si existe alguna posibilidad de desarrollar intervenciones que ayuden a evitar la pérdida de cohesina", afirma la doctora Herbert.

Agrega que "indudablemente, la mejor forma de que una mujer evite este problema es tener hijos a una edad joven".

Por su parte, el profesor Adam Balen, experto en medicina reproductiva y cirugía del Centro de Medicina Reproductiva de Leeds, en Inglaterra, afirma que el estudio es científicamente muy interesante.

"Ésta es una explicación clara de por qué vemos cromosomas mal emparejados en mujeres mayores", dice el experto.

Pero agrega que "todavía es muy temprano para afirmar que el hallazgo podrá tener un impacto en el tratamiento clínico de los problemas de fertilidad en mujeres mayores".

No hay comentarios:

Loading...