lunes, 17 de enero de 2011

Posible Nueva Vía Para Desarrollar Tratamientos Que Mitiguen el Mal de Alzheimer

17 de Enero de 2011. Foto: Bristol U.Se ha descubierto cuál es el vínculo que explica la interacción entre el estado del cerebro y los activadores neuronales responsables del aprendizaje. El hallazgo podría hacer posible el desarrollo de nuevos métodos para potenciar la función cognitiva en personas afectadas por enfermedades como el mal de Alzheimer, y también para mejorar la memoria en personas sanas.
Bookmark and Share

Se sabe mucho sobre los procesos neuronales que tienen lugar durante el aprendizaje, pero hasta ahora no había estado claro por qué éste se da durante ciertos estados del cerebro y no durante otros. Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad de Bristol ha podido estudiar, de modo aislado, el neurotransmisor específico que refuerza al aprendizaje y a la memoria.

La acetilcolina es liberada en el cerebro durante el aprendizaje, y resulta crítica para la adquisición de nuevos recuerdos. Su función es facilitar la actividad de los receptores NMDA, proteínas que controlan la fortaleza de las conexiones entre las neuronas del cerebro.

El equipo de investigadores de la Escuela de Fisiología y Farmacología de la mencionada universidad ha mostrado que la acetilcolina facilita la actividad de los receptores NMDA al inhibir la actividad de otras proteínas llamadas canales SK cuya función normal es limitar la actividad de los receptores NMDA.

Desde un punto de vista terapéutico, este estudio sugiere que ciertos fármacos que actúan sobre receptores de acetilcolina específicos podrían ser potencialmente eficaces como tratamientos para trastornos cognitivos. Hoy en día, los únicos tratamientos efectivos para los pacientes con el mal de Alzheimer son fármacos que potencian la eficiencia de la acetilcolina liberada de modo natural. Los resultados del nuevo estudio indican que imitar el efecto de la acetilcolina en receptores específicos facilita los cambios en la fortaleza de las conexiones entre las neuronas. Esto podría resultar beneficioso para los pacientes con enfermedad de Alzheimer o que padecen de esquizofrenia.

Lo descubierto en este nuevo estudio no va a revolucionar de un día para otro el tratamiento del mal de Alzheimer ni los de otras formas de deficiencia cognitiva, tal como advierte el Dr. Jack Mellor, de la Escuela de Medicina de la citada universidad. Pero sí puede ser de gran utilidad para lograr avances científicos que finalmente desemboquen en mejores tratamientos para esas enfermedades cerebrales.


Información adicional en:

No hay comentarios:

Loading...