miércoles, 10 de noviembre de 2010

Demasiada Luz Por la Noche Puede Promover la Obesidad

10 de Noviembre de 2010. Foto: OSULa exposición continuada a la luz durante la noche puede llevar a ganar peso, aunque no se modifique la actividad física realizada ni se coma más en total, a juzgar por los resultados de una nueva investigación realizada en ratones.
Bookmark and Share

Los investigadores comprobaron que los ratones que durante ocho semanas fueron expuestos también por la noche a la luz (tenue en esas horas nocturnas), ganaron cerca de un 50 por ciento más de masa corporal que otros ratones que vivieron durante ese tiempo con un ciclo normal de luz-oscuridad.

A pesar de que no había diferencias en los niveles de actividad o de consumo diario de alimentos, los ratones que vivieron con luz por la noche engordaron más que los demás.

Si los ratones no tienen menos actividad y no comen más, ¿qué causa ese aumento extra de peso? Los resultados sugieren que los ratones que viven con luz durante la noche comen a deshoras, es decir en momentos en que normalmente no lo harían.

En un experimento, unos ratones fueron expuestos a la luz también durante la noche, pero sólo tuvieron acceso a comida en las horas normales de comer. El resultado fue que no engordaron más que los ratones con un ciclo normal de iluminación y oscuridad.

Algo en la iluminación nocturna hizo que los ratones del estudio quisieran comer a horas que no son adecuadas para la correcta metabolización del alimento.

Si se confirman en humanos estos resultados, ello podría significar que cenar tarde constituye otro factor de riesgo para la obesidad.

Pero ¿de qué modo la iluminación nocturna y el comer de noche pueden conducir a cambios en el metabolismo? El equipo de Laura Fonken y Randy Nelson, ambos de la Universidad Estatal de Ohio, cree que la luz puede alterar los niveles de la hormona melatonina, la cual interviene en procesos metabólicos. Además, puede también alterar la expresión de los genes reloj (llamados así porque funcionan como un reloj), los cuales ayudan a controlar cuándo los animales están despiertos y comen, y cuándo duermen y están inactivos.

En su conjunto, los hallazgos hechos en este estudio muestran otra posible causa de la epidemia de obesidad en las naciones más industrializadas, donde la exposición a luz artificial hasta avanzadas horas de la noche es habitual para bastante gente.

Información adicional en:

No hay comentarios:

Loading...