martes, 19 de octubre de 2010

DORMIR POCO AUMENTA EL RIESGO DE DEPRESION Y ANSIEDAD EN JOVENES

Psicología
Lunes, 18 de Octubre de 2010 09:06

Los jóvenes que duermen menos de 8 horas por noche tienen un riesgo más grande de sufrir problemas psicológicos, concretamente una combinación de altos niveles de síntomas depresivos y de ansiedad. Así lo demuestran los resultados de una nueva investigación.

Empleando como referencia una duración promedio del sueño nocturno de entre 8 y 9 horas, establecida a partir de la experiencia de voluntarios, el equipo del Dr. Nick Glozier (Universidad de Sídney, en Australia) encontró una asociación lineal entre duraciones del sueño de menos de 8 horas y problemas psicológicos, en jóvenes de entre 17 y 24 años de edad. El riesgo de padecer problemas psicológicos de la clase descrita se incrementaba en un 14 por ciento por cada hora de sueño nocturno perdida, de forma que aquellas personas que dormían menos de 6 horas por noche tendían a sufrir el doble de problemas psicológicos que quienes dormían el tiempo promedio.

Se encontró una asociación similar entre la duración del sueño y los problemas psicológicos persistentes. El riesgo de que una persona con problemas psicológicos al inicio del estudio siguiera teniéndolos un año después aumentaba en un 5 por ciento por cada hora de sueño nocturno perdida. Es decir que, en jóvenes de esas edades que ya experimentan problemas psicológicos, cuantas menos horas duerman, peor será el resultado.

Dormir más de 9 horas por noche no mostró ninguna asociación con problemas psicológicos en ningún momento del periodo de estudio.

Los autores del estudio matizan, sin embargo, que la relación entre el sueño y los problemas psicológicos es complicada. Aunque el sueño de corta duración impone un riesgo real de tener problemas psicológicos o de que se agraven en caso de tenerlos ya, es posible que en un número indeterminado de casos esa pérdida de sueño sea en realidad un síntoma provocado por episodios previos de problemas psicológicos, o bien que las alteraciones del sueño se deban a algún otro problema de salud.

Otros estudios muestran que las metas potenciales para intentar mejorar el sueño en este grupo de edad incluyen reducir la cantidad del tiempo nocturno que los jóvenes pasan mirando la televisión, jugando con videojuegos o usando internet, antes de acostarse.

Scitech News

No hay comentarios:

Loading...