martes, 19 de octubre de 2010

Nuevos Indicios de Que el Período Younger Dryas No Se Debió a un Gran Impacto Meteorítico

13 de Octubre de 2010. Foto: WUSTLHace aproximadamente 12.900 años, un repentino período frío interrumpió el calentamiento gradual que se venía registrando desde el final de la última era glacial. Las bajas temperaturas acompañaron de principio a fin al intervalo de 1.300 años conocido como Younger Dryas, antes de que el clima empezara a calentarse otra vez.
Bookmark and Share

En Norteamérica, los grandes animales que integraron lo que se conoce como megafauna, tales como los mamuts, los mastodontes, los tigres dientes de sable, y los osos gigantes, se extinguieron. La cultura paleoindia conocida como Cultura Clovis también desapareció de modo abrupto, siendo finalmente reemplazada por culturas regionales más localizadas.

¿Qué sucedió?

Una teoría es que el impacto de un gran meteorito, o bien la explosión de un cometa en el aire, en alguna parte de Norteamérica, provocó cambios medioambientales masivos que mataron a los animales y truncaron la continuidad de esas comunidades humanas.
En depósitos sedimentarios que se remontan al principio del periodo Younger Dryas, los defensores de la teoría del impacto han afirmado haber hallado esférulas de carbono conteniendo minúsculos diamantes (de tamaño nanométrico), que piensan fueron creados por metamorfismo de choque o por deposición química de vapor, cuando el cuerpo celeste arrasó la zona de la caída.

Entre los nanodiamantes se incluye la lonsdaleíta, una forma inusual de diamante que tiene una retícula hexagonal en vez de la usual retícula cristalina cúbica. La lonsdaleíta es particularmente interesante porque ha sido encontrada dentro de algunos meteoritos y en sitios de los que se sabe que fueron puntos de impacto.

Un equipo de científicos dirigido por el físico Tyrone Daulton (Universidad Washington en San Luis) afirma no haber logrado encontrar ni un solo diamante en el material del estrato correspondiente al periodo Younger Dryas.

Daulton y sus colegas, incluyendo a Nicholas Pinter, profesor de geología en la Universidad del sur de Illinois en Carbondale, y Andrew C. Scott, profesor de paleobotánica aplicada de la Royal Holloway (Universidad de Londres), señalan ahora que el material que en su día fue descrito como diamante es, en realidad, un conjunto de formas de carbono relacionadas con el grafito común, el material usado para los lápices.

Información adicional en:



No hay comentarios:

Loading...