jueves, 28 de octubre de 2010

PROCEDENCIA CULTURAL DEL OBSERVADOR Y PERCEPCION DE LAS EMOCIONES

Psicología
Jueves, 21 de Octubre de 2010 08:33

¿Desea saber cómo se siente un japonés? Preste atención al tono de su voz, no a su rostro. De todas maneras, esto es lo que haría otro japonés. Un nuevo estudio ha examinado cómo los holandeses y los japoneses evalúan las emociones de otros, y ha descubierto que los holandeses prestan más atención a la expresión facial que los japoneses.

"Como los humanos somos animales sociales, es importante que comprendamos el estado emocional de otras personas para mantener buenas relaciones", subraya Akihiro Tanaka del Instituto Waseda para Estudios Avanzados en Japón.

La mayoría de las investigaciones acerca de la comprensión del estado emocional de otros se ha realizado sobre las expresiones faciales. De ahí que Tanaka y sus colegas en Japón y Holanda se propusieran averiguar cómo el tono vocal y las expresiones faciales interactúan en la transmisión de emociones entre dos personas.

Para el estudio, Tanaka y sus colaboradores elaboraron un vídeo de actores diciendo una frase con un significado neutral de dos maneras distintas: con enojo y con alegría. Esto se hizo tanto en japonés como en holandés. Luego manipularon los vídeos de modo que también contuvieran grabaciones de alguien diciendo la frase enfadado pero con un rostro feliz, y diciéndola en tono alegre pero con cara de enojo.

Los voluntarios miraron los vídeos en su idioma nativo y en el otro idioma, y se les preguntó si la persona estaba feliz o enojada. Los investigadores descubrieron que los participantes japoneses prestaban mayor atención a la voz que los holandeses.

Esto tiene sentido al considerar las diferencias entre la forma de comunicarse de los holandeses y la de los japoneses, tal como señala Tanaka. Los japoneses tienden a ocultar sus emociones negativas recurriendo a sonreír, pero es más difícil ocultar las emociones negativas en la voz. Por lo tanto, los japoneses pueden estar acostumbrados a prestar atención a los matices de la voz de su interlocutor en busca de pistas emocionales. Esta diferencia podría provocar confusiones cuando un holandés, quien está acostumbrado a que el tono de voz y la expresión del rostro coincidan, habla con un japonés. El holandés puede ver un rostro sonriente y pensar que todo está bien, pasando por alto el tono disgustado en la voz.

Los resultados de este estudio podrían contribuir a una mejor comunicación entre culturas diferentes.

Scitech News

No hay comentarios:

Loading...