martes, 27 de julio de 2010

Reír cubre un amplio rango de emociones

  • La risa es más complicada de lo que parece.

No. Un reciente estudio británico y alemán revela que, aunque asociamos la risa con la felicidad, reír cubre un amplio rango de emociones, cada una de las cuáles se procesa en una región diferente del cerebro.

En concreto, Kai Alter y sus colegas del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Newcastle han investigado a fondo tres tipos diferentes de risa: la risa de alegría, la que generan las cosquillas y la que han denominado "risa burlona". Y han demostrado que cuando una persona escucha uno de estos sonidos es capaz de diferenciarlo sin ver a la persona que los emite.

Y, lo que es más interesantes, las áreas del cerebro que se activan al escuchar estos tipos de risas son distintas, según muestran las imágenes obtenidas por resonancia magnética funcional. Los detalles han sido publicados en la revista Neuroimage.

La risa es una forma de comunicación no verbal muy importante, que nos permite reconocer emociones en las personas con quienes nos relacionamos.

Alter y sus colegas han anunciado que el siguiente paso será investigar las redes cerebrales que se dañan cuando la gente sufre enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, que afectan tanto a la expresión de emociones como a las reacciones cuando se ríen los demás.

No hay comentarios:

Loading...