sábado, 28 de agosto de 2010

El sol que inunda a Venecia

Venecia

Cuánto más numerosas las manchas solares, más posibilidades de que Venecia se inunde.

Todos los años, desde comienzos de octubre y hasta el mes de diciembre, venecianos y turistas se ven afectados por un mismo fenómeno: la llegada de las inundaciones que dejan a más de uno con los pies bajo el agua.

Pero no todos los años son iguales, en algunos las inundaciones se producen sólo un par de veces, en otros, ni siquiera las hay, mientras que, en ciertos años, se repiten con relativa frecuencia.

¿Por qué? Un equipo de investigadores de la Universidad de Lisboa, en Portugal, parece haber encontrado una posible causa: el número de inundaciones en la ciudad de Venecia, Italia, aumenta hasta casi el doble si se trata de un año de gran actividad solar.

El origen: los ciclones

Cuando hay una crecida en el nivel del mar en Venecia, esto se debe a la ocurrencia de ciclones en el centro de Europa

David Barriopedro, Universidad de Lisboa

Tras analizar los registros del nivel del mar en la región entre 1948 y 2008, los científicos notaron que cuando el sol tenía más manchas solares -uno de los varios signos que denota que está emitiendo más energía- la ciudad se veía azotada por un mayor número de inundaciones.

"Cuando hay una crecida en el nivel del mar en Venecia, esto se debe a la ocurrencia de ciclones en el centro de Europa", le dijo a BBC Mundo David Barriopedro, líder del proyecto de investigación.

"Estos ciclones -o depresiones- que viajan desde el Atlántico por el norte de Europa, interactúan con los Alpes y dan lugar a bajas presiones sobre el norte de Italia. Por otra parte, inducen vientos del sudeste a lo largo del Mar Adriático".

"Ambos fenómenos dan lugar a las crecidas, porque las bajas presiones succionan el agua, causando un aumento del nivel del mar, mientras que los vientos que viajan por la costa del Adriático causan una acumulación de agua en el lado norte, que es donde se encuentra Venecia", explicó Barriopedro.

"Y, cuando tenemos años de mayor actividad solar, hay más probabilidades de que existan ciclones que cumplan esa trayectoria", concluye el investigador.

Durante los años en que la actividad del sol es menos intensa los ciclones tienden a viajan por el Mediterráneo, y, por ende, no dan lugar a las mismas condiciones que favorecen una crecida del mar.

Escepticismo

Venecia bajo las aguas

Si tiene previsto visitar Venecia, tenga en cuenta que entre octubre y diciembre hay más inundaciones.

Por mucho tiempo, los científicos se mostraron escépticos a vincular los cambios en la constante solar con los fenómenos climáticos.

"Lo que sucede es que las variaciones entre el máximo de actividad y el mínimo son muy pequeñas, del orden el 0,1%. Por ello se la llama constante solar", explicó Barriopedro.

Pero aunque la diferencia sea mínima, el efecto es evidente, dice el estudio.

En cuanto a las aplicaciones prácticas, Barriopedro cree que el resultado de la investigación puede ayudar a predecir los años que presentan mayores riesgos de inundaciones.

"Desde el punto de vista de la influencia de la actividad solar, podemos estimar qué años presentan más peligro, pero lo que no podemos saber es cuál será la intensidad de la crecida del agua", afirmó el investigador.

No hay comentarios:

Loading...