miércoles, 20 de enero de 2010

No hay nada malo en vivir con los padres

Familia

En Italia un ministro propuso una ley que obligaría a los hijos adultos a independizarse.

A pesar de que el proyecto fue rechazado, la propuesta puso sobre el tapete un fenómeno social que afecta a muchos países del mundo: los hijos tardan cada vez más en abandonar el hogar de sus padres.

El paro juvenil, el empleo precario e inestable o los elevados precios de las viviendas, son algunas de las razones, según expertos.

BBC Mundo preguntó a los lectores clic su opinión respecto a este tema.

Todos se benefician

Uno puede seguir viviendo con los padres, siendo profesional y soltero, ayudando con los gastos de la casa

Gaby, Montreal

Las opiniones son muchas y muy variadas. Pero en lo que coinciden muchos de los lectores de BBC Mundo es que no hay nada malo en que los hijos sigan viviendo con sus padres aunque ya hayan alcanzado la edad de emanciparse. Ahora bien, con todas sus consecuencias.

Crisitina Zarate de Nueva York dice que "en la tradición latinoamericana, el hijo que trabaja y vive con los padres, comparte los gastos, igualmente, los abuelos cumplen la valiosa tarea de ayudar a formar a los niños."

Una opinión compartida por Gaby de Montreal, México, quien cree que "uno puede seguir viviendo con los padres, siendo profesional y soltero, ayudando con los gastos de la casa y sobre todo, respetando las ideas y la autoridad de la casa. Y al que no le guste, pues que se vaya."

La economía obliga

Los lectores de BBC Mundo también describen otro escenario bien distinto: el de los jóvenes a los que no les queda otro remedio que vivir bajo el mismo techo que sus progenitores porque no pueden costearse otro sitio.

La inflación, el alto costo de la vida, los bajísimos sueldos y la dificultad para obtener un empleo medianamente digno y estable hacen que la gente cada día pase más años con sus padres.

Angie Rodríguez

"En el caso de Venezuela, lamentablemente vivimos desde hace muchos años un síndrome de Peter Pan obligado. La inflación, el alto costo de la vida, los bajísimos sueldos y la dificultad para obtener (y mantener) un empleo medianamente digno y estable hacen que la gente cada día pase más años con sus padres. Incluso muchos se casan y tienen hijos, y continúan viviendo así en casa de los padres. Los precios de las viviendas son tan prohibitivos que impiden la formación de nuevos núcleos", dice Angie Rodríguez de Caracas, Venezuela.

Carlos Federico de Córdoba en Argentina, nos cuenta que él tampoco lo tiene muy fácil para independizarse: "soy un joven de 24 años, aún vivo en casa de mi madre y abuelos. Estudio y trabajo en regla. Colaboro con los gastos, impuestos y servicios en casa. Sin embargo, me es imposible independizarme. Una casa en mi zona cuesta 120 mil pesos (US$ 32.420) y mi sueldo es de 2.500 pesos mensuales (US$ 653), es decir, preciso 48 sueldos en limpio para acceder a una vivienda. Estoy ahorrando, pero me tomará años llegar a esa suma. Y en mi país no puedo ser beneficiado por viviendas sociales por mi "buen" sueldo."

Por comodidad

También hay casos en los que los hijos se sienten muy cómodos en casa, con una madre que les guisa, les lava la ropa y les plancha. Por eso, a Ruchos de Villaviciosa no le extraña que estos jóvenes no quieran independizarse. "¿Quién en su sano juicio intentaría creár su propio "nido", cuando puede vivir del cuento y continuar aprovechándose de la generosidad de sus padres?", pregunta.

Hay hijos que se vuelven irresponsansables y piensan que los padres tienen toda la vida que estar atentos a ellos.

Yolanda Lucía, Bogotá

Una opinión que también comparte Yolanda Lucía de Bogotá. Según ella "hay hijos que se vuelven irresponsables y piensan que los padres tienen toda la vida que estar atentos a ellos."

Para Patricia Ituzaingo ésto no se debería permitir ya que "a cierta edad los hijos deben defenderse solos. No admito que a los 30 aún estén viviendo con los padres, así como tampoco admito que al divorciarse los hijos regresen a la casa paterna. Se les puede ayudar si están cursando estudios terciarios pero no ser parásitos. Los hijos deben ser libres y vivir las experiencias buenas y malas eso los ayudan a madurar y ser responsables."

Independientes

Pero no en todos los países del mundo los hijos tienden a vivir con sus padres hasta edad tardía.

Si los padres estan de acuerdo en mantener a sus hijos ¡perfecto!... No es obligado manterlos pero si prestarles toda la ayuda que esté en sus manos al igual que los hijos a sus padres.

Yororleidys Turizo, Venezuela

Henry Ackman de Suecia nos cuenta que en su país los jóvenes se independizan a edad temprana, a veces, a los 16 años. Según Ackman esto a veces tiene un impacto negativo en las relaciones familiares. "Se pierde el lazo de comunicación y sentimental entre padres e hijos y si éstos necesitan apoyo y consejo, no se animan a acudir a los padres, ¿para qué?, hay una oficina para estos asuntos", dice Ackman

Carlos de Guatemala también dice que en su país los indígenas acostumbran a irse de casa de sus padres a edad muy temprana, en algunos casos con 8 años, algo que también acarrea problemas porque "da como resultado en analfabetismo grande en nuestra nación, así como pandillas de jóvenes que andan delinquiendo. Creo que la edad adecuada es aquella que la familia decide en cada caso particular."

Y ésto último es también lo que opina Yororleidys Turizo de Venezuela a quien le parece que "si los padres están de acuerdo en mantener a sus hijos ¡perfecto!... No es obligado mantenerlos pero si prestarles toda la ayuda que esté en sus manos al igual que los hijos a sus padres."

Y lo que parece que ha molestado a muchos lectores es que se quiera crear una ley que obligue a los jóvenes a independizarse.

Según Luis González de Perú, "los padres conocemos a nuestros hijos y sabemos cuando están aptos para salir de casa. Unos pueden salir antes, otros después y otros tal vez nunca. Este es un tema complejo de donde la ley y la sociedad deberian sacar sus narices."

Para Ángel Rivera de Canadá, "la familia es la base de la sociedad y si hay amor y se llevan bien, que no se separen nunca. ¿Cuál es el problema?", pregunta.

Y a usted, ¿le gustaría dar su opinión? Si quiere lo puede hacer haciendo clic en el siguiente vínculo.

No hay comentarios:

Loading...