lunes, 2 de noviembre de 2009

Contemplar Edificios Aztecas Tal Como Fueron en Su Epoca de Máximo Esplendor


2 de Noviembre de 2009. Foto: Serrato-CombeQuien haya visitado las ruinas antiguas de grandes civilizaciones puede apreciar la notable dificultad de ver o imaginar los edificios en todo su esplendor de cuando estaban enteros y en buenas condiciones. Una nueva exposición ha ofrecido a los visitantes del Museo Británico la posibilidad de ver modelos de edificaciones completas, gracias a la investigación de un profesor sobre la arquitectura antigua de los aztecas, combinada con un ultramoderno proceso de modelado digital.


Antonio Serrato-Combe, profesor de arquitectura en la Universidad de Utah, ha dedicado décadas a atraer la atención sobre las estructuras antiguas de los aztecas. Su trabajo constituye ahora la base de una nueva exposición del Museo Británico que explora el poderío del imperio del emperador Moctezuma II.

Moctezuma II, quien reinó entre 1502 y1520, heredó y luego consolidó el control azteca sobre un imperio políticamente complejo que a principios del siglo XVI se extendía desde las costas del Pacífico hasta el Golfo de México. Su mayor logro fue la construcción del conjunto arquitectónico del Templo Mayor en Tenochtitlán, México (lo que hoy es la Ciudad de México). Destruido por el conquistador español Hernán Cortés en 1521, el Templo Mayor fue el epicentro de la vida ceremonial azteca.
La cuestión de qué aspecto tenía exactamente el Templo Mayor azteca ha despertado la curiosidad de muchos, incluyendo a Serrato-Combe. Durante más de dos décadas, él ha estado intentando resolver el misterio de cómo era visualmente la capital de los aztecas utilizando la tecnología y diversas herramientas de la arquitectura.

Las investigaciones y visualizaciones de Combe están centradas en estudios históricos y arqueológicos realizados en la Ciudad de México, junto con investigaciones extensas sobre documentos antiguos guardados en el Museo Nacional de Antropología en la Ciudad de México, y otras instituciones. La investigación se desarrolló a lo largo de más de dos décadas, debido a la complejidad y a la naturaleza diversa del registro histórico y arqueológico.

El proceso de modelado digital para la exposición comenzó por simular las estructuras basándose en descripciones históricas y en datos arqueológicos actuales, incluyendo imágenes de satélite. Una vez que se tuvo a punto un sistema de capas de dibujos altamente compleja, se construyó un modelo sólido que determinó las dimensiones totales de las estructuras más importantes que los arqueólogos han sido capaces de descubrir hasta la fecha.

Información adicional en:



No hay comentarios:

Loading...