lunes, 30 de noviembre de 2009

Navegar por Internet mejora el cerebro de los adultos mayores

Realizar esta actividad diariamente reactiva conexión entre las neuronas

Investigación contradice idea de que al envejecer se deja de aprender


Hacer búsquedas por Internet puede hacerle mucho bien al cerebro de los adultos, especialmente a aquellos que son novatos o ajenos al uso de estas nuevas tecnologías de la información.

Realizar esta actividad por, al menos, una hora diariamente logra activar regiones del cerebro que antes permanecían inactivas y mejora capacidades mentales, como la memoria.

Estos son los beneficios que sugiere un estudio realizado por la Universidad de California en Los Ángeles, EE.UU.

Los resultados de esta investigación desmienten la idea de que los cerebros “envejecidos” pierden la capacidad de aprender.

Gary Small, profesor de psiquiatría y científico titular del Centro de Estudios de Memoria y Envejecimiento de UCLA explica que esto ocurre porque, navegar por Internet para buscar datos que nos importan o simplemente para comunicarnos con otras personas es una actividad que nos obliga a activar centros clave del cerebro humano.

“Me refiero a que navegar activa partes vitales que controlan la forma como tomamos las decisiones y también, aquellas que determinan nuestro razonamiento complejo”, aseguró Small.

Internet mejor que leer. El estudio sugiere que las tecnologías informáticas emergentes podrían tener efectos fisiológicos y potencialmente beneficios para sujetos de mediana edad y edad avanzada mucho mejores que los generados por la lectura de libros.

“Parece que sí es posible enseñarle trucos nuevos a ‘perros viejos’ y esta sería una forma”, adelantó Teena Moody, investigadora del Instituto Semel de Neurociencia y Comportamiento Humano de la UCLA y líder del estudio.

“Nuestros resultados nos sugieren que hacer búsquedas ‘online’ pueden ser una forma realmente simple de ejercitar el cerebro y podría ser utilizado para elevar las habilidades mentales en los ancianos”, añadió la experta.

El método de estudio. Para llegar a estas conclusiones, un equipo integrado por psicólogos, psiquiatras, neurólogos y médicos estadounidenses analizaron el comportamiento del cerebro de 24 personas normales mediante el uso de resonancias magnéticas.

Recordemos que se conoce como una resonancia magnética a una técnica de estudio no invasivo que se usa para explorar la estructura y composición de un cuerpo a analizar, en este caso, del interior del cerebro humano.

En este caso, los expertos optaron por la llamada resonancia magnética funcional (RMF) que no solo permite ver la anatomía del cerebro, sino también observar la actividad neuronal y el flujo sanguíneo en su interior.

Como producto de una resonancia magnética funcional se obtiene una imagen digital que puede ser analizada en detalle por los especialistas.

Todas las personas estudiadas tenían entre 55 y 78 años y estaban física y mentalmente sanas. Estas se dividieron en dos grupos de doce individuos.

El primer grupo de voluntarios estaba integrado por personas que usaban Internet al menos una vez por día. Mientras, la otra mitad de los analizados eran personas con experiencia escasa o nula en la navegación por la web.

Primero, a todos se les puso a leer y se detectó cuál zona se activaba y cuán extensa era esa área.

A través de las imágenes se confirmó que, al leer, en todos los cerebros se activaron las zonas que controlan el lenguaje, la memoria y las habilidades visuales.

Sin embargo, entre las personas con mayor experiencia en Internet se activaron también las zonas del cerebro relacionadas con la toma de decisiones y de razonamiento complejo.

Luego del análisis inicial, se le solicitó a la mitad de los estudiados que usara Internet durante al menos una semana.

Una vez transcurrido ese tiempo, se repitieron los mismos análisis y, para sorpresa de los investigadores, los usuarios novatos evolucionaron con mucha rapidez y sus registros se ampliaron significativamente, en comparación con la primera prueba.

Cuando se realizó un análisis posterior se detectó que su actividad cerebral casi se igualó con los usuarios veteranos de Internet.

Este estudio continúa en proceso de análisis y pruebas.

Los resultados preliminares fueron difundidos en la reunión anual de la Sociedad de Neurociencia, la cual se celebró el pasado 19 de octubre en Chicago, Estados Unidos.

No hay comentarios:

Loading...