jueves, 26 de noviembre de 2009

¿Es Seguro Consumir Agua de Lluvia Sin Depurar?


Foto: Monash U.Un equipo de investigadores de la Universidad de Monash, en Australia, ha realizado el primer estudio que confirma que el agua de lluvia es segura para beber, siempre y cuando se cumplan los requisitos básicos de almacenaje.


La investigación fue dirigida por la profesora Karin Leder del Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva, junto con el Centro australiano WQRA (anteriormente el Centro de Investigación Cooperativa sobre la Calidad del Agua y su Tratamiento).

Leder subraya que éste es el primer estudio de su clase. Hasta ahora, no ha habido ninguno de estas características para investigar los efectos que el consumo de agua de lluvia tiene sobre la salud, ya sea en Australia o en otras naciones.

En el estudio participaron trescientas viviendas de Adelaida a cuyos ocupantes se les dio un equipo para tratar el agua de lluvia. Aunque los equipos eran iguales en aspecto, sólo la mitad tenía filtros reales, pero los habitantes de las viviendas no sabían si su equipo tenía o no filtros auténticos.

Se registró el estado de salud de las familias durante 12 meses. Después de este periodo de tiempo, los resultados de uno y otro grupo fueron comparados.

El análisis de los resultados ha mostrado que las tasas de gastroenteritis fueron muy similares. Quienes bebieron agua de lluvia no tratada no mostraron ningún incremento apreciable en la incidencia de esa enfermedad en comparación con quienes consumieron agua de lluvia filtrada.

Adelaida fue el lugar elegido para el estudio dado que es la ciudad con el mayor uso de tanques de agua de lluvia en Australia.

Algunas autoridades sanitarias tenían dudas sobre la seguridad del consumo de agua de lluvia, pero este estudio confirma que existe un riesgo bajo de enfermedad.

Por supuesto, los resultados pueden no ser aplicables a todas las situaciones y lugares; sin embargo, estos hallazgos sobre la seguridad de consumir agua de lluvia muestran que puede ser utilizada para ducharse o bañarse, actividades en las que una persona puede ingerir involuntariamente pequeñas cantidades de agua.

Un uso extendido del agua de lluvia para uso doméstico puede ser conveniente para aprovechar mejor el valioso recurso que es el agua.

Información adicional en:

No hay comentarios:

Loading...