lunes, 23 de noviembre de 2009

Una foto ayuda a calmar el dolor

Una foto ayuda a calmar el dolor

Pensar en las personas que se quiere cuando se padece una dolencia ayuda a disminuir esa sensación. Un hecho que evidencia la importancia de las relaciones sociales y de permanecer en contacto con los demás.

Un estudio de psicólogos de la Universidad de California en Los Ángeles reveló que esa situación es verdad, incluso cuando sólo se mira la fotografía de una persona querida.

En el estudio se les pidió a 25 mujeres, la mayoría estudiantes, que tenían novios con los que habían mantenido una buena relación en los últimos seis meses, mirar la fotografía de esa persona amada.

Las participantes recibieron un estímulo moderado de calor en sus brazos, mientras se enfrentaban a distintas situaciones.

En una de ellas, observaron las fotografías de su novio, de un extraño y de una silla.

"Cuando justo estaban mirando la foto de su novio, reportaron que sentían menos dolor ante el estímulo que cuando miraban las fotos del extraño y de la silla", expresó la coautora de la investigación, Naomi Eisenberger, profesora y directora del Laboratorio de Neurociencias Afectivas y Sociales. "Así, sólo mirar la foto de la pareja ayuda a reducir el dolor".

Relaciones sociales

Para ella esto cambia la noción de cómo el apoyo social influencia las personas. "Por lo general, pensamos que para que el apoyo social nos haga sentir bien, debe ser considerado con nuestras necesidades emocionales. Sin embargo, vemos aquí que sólo una foto de alguien importante para nosotros puede tener el mismo efecto".

En otro grupo de situaciones, cada mujer tenía la mano de su novio, la de un extraño y una bola de presión. El estudio determinó que cuando estaban cogidas de la mano de su novio, informaban sentir menos dolor que con el extraño y la bola cuando eran sometidas al estímulo con calor.

"Este estudio demuestra el impacto que los lazos personales pueden tener sobre nuestra experiencia y enfatiza la importancia del apoyo social para la salud física y mental", dijo Eisenberger.

Dolor y rechazo social

Un estudio del 14 de agosto en Proceedings of the National Academy of Sciences mostró que el rechazo social puede producir dolor físico. Un gen, Opmr1, haría que ciertas personas fuesen más sensibles al rechazo social, habiéndose encontrado también que cierta forma del gen hace que las personas que la poseen sientan más dolor.

Quizás, según los investigadores, durante la evolución el sistema de unión social, que asegura la conexión social puede haber obtenido algunos de los mecanismos del sistema de dolor para mantener las conexiones sociales.

No hay comentarios:

Loading...