martes, 6 de abril de 2010

La lucha contra las bolsas de plástico

El periodo de uso de una bolsa de plástico es de en promedio media hora. Después se desechan y tardan hasta 400 años en degradarse. En varios países ha sido prohibido su uso. ¿Por qué es Alemania excepción?

En Alemania una bolsa de plástico sirve para muchas cosas: ayuda a transportar las compras, cuando llueve cubre el sillín de la bicicleta para proteger de la humedad, y si la lluvia se transforma en nevada muchos niños la usan como trineo. Así, una bolsa de plástico se usa en promedio 3,2 veces. Después se tira; desgraciadamente muchas veces no a la basura sino a la naturaleza en donde permanece entre 100 a 400 años, el tiempo que tarda en degradarse. Un largo periodo para causar daños al medio ambiente, a los ríos y mares, a la fauna y flora y a los seres humanos.

China prohibió la entrega gratuita de bolsas de plástico en los comercios.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: China prohibió la entrega gratuita de bolsas de plástico en los comercios.

Tema a nivel internacional…

En la capital de México, el impacto negativo de la bolsa plástica motivó al Partido Verde Ecologista de México y Nueva Alianza a impulsar una reforma que entró en vigor el 19 de agosto del año pasado. Con ella queda prohibido para cualquier establecimiento mercantil, sea tienda o comercio, entregar gratuitamente bolsas de plástico a sus clientes.

El caso de México D.F. no es único. Países como Ruanda, Tanzania y China ya prohibieron las bolsas de plástico. En España y Francia es tema y los envases de plástico deberán desaparecer este año. En muchos países se discute el futuro de estos contaminadores. Sólo en Alemania, supuestamente uno de los países más adelantados en materia medio ambiental, la bolsa de plástico no es tema.

En Alemania, el comercio decide qué tipo de bolsa entrega a sus clientes.Bildunterschrift: En Alemania, el comercio decide qué tipo de bolsa entrega a sus clientes.

…excepto en Alemania

“En Alemania, no hay un lineamiento con respecto al reparto de la bolsa de plástico. Es decisión del comercio mismo si quiere o no ofrecer bolsas, de qué material son, qué tamaño tienen o cuánto cobran por ellas”, explica Wolfgang Beier de la Oficina Federal de Medio Ambiente en entrevista con Deutsche Welle.

Según el experto esto se debe a que “en Alemania, la bolsa de plástico es un problema marginal. El muy desarrollado sistema de reciclaje abarca el país entero así que los materiales quedan en el ciclo de reaprovechamiento y el daño ambiental es mínimo”, dice.

Además, en comparación con otros países, como España, por ejemplo, los consumidores alemanes usan muy pocas bolsas de plástico. Mientras en España el gasto es de 238 bolsas por persona al año, en Alemania es de sólo 65. Esto se atribuye a que en Alemania los supermercados y otros comercios cobran por cada bolsa de plástico desde la crisis de petróleo de 1973.

¿Biodegradables?

A esto se suma una conciencia ambiental creciente en los últimos veinte años. Se registra un esfuerzo por usar cada vez más materiales biodegradables tanto de recursos renovables como de recursos no renovables.

En México, por ejemplo, junto con la nueva reforma se promociona también el uso de plástico biodegradable. Según la Gaceta Oficial del Distrito Federal “la utilización de bolsas de plástico sólo será permitida en caso de que sean (...) biodegradables”.

La solución: ¿bolsas de recursos renovables?Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: La solución: ¿bolsas de recursos renovables?

Wolfgang Beier de la Oficina Federal de Medio Ambiente, se muestra escéptico frente a esa alternativa. “Las bolsas hechas de plástico biodegradable o de recursos renovables pueden resultar contraproducentes. La gente piensa que al tirar estas bolsas no causan ningún problema porque la bolsa se degradará”. Lo que no saben es que sólo se descomponen bajo condiciones específicas y la degradación puede tardar varios años, explica el especialista. Por eso, el estado alemán no promueve el uso de bolsas biodegradables.

Fomentar conciencia ecológica

Thilo Maack, de Greenpeace en Hamburgo, constata que lo importante es la conciencia ambiental de cada uno. “No es posible prohibir la bolsa de plástico partiendo del supuesto de que, así, el problema del plástico se resolverá. Aunque es un paso importante,” opina el biólogo.

Independiente de las condiciones existentes en cada país, la actitud de cada uno puede contribuir mucho. En la Gaceta Oficial de México D.F., se destaca que se deberá “informar y fomentar” la educación de los habitantes sobre el impacto negativo que producen los plásticos no biodegradables en el ambiente. Porque a final, el daño no resulta de la bolsa misma, sino de la gente que la usa.

Autora: Simone Dohms

Editora: Claudia Herrera Pahl

No hay comentarios:

Loading...