martes, 11 de agosto de 2009

Alzheimer, patología global del cerebro y no sólo envejecimiento

El II Simposio Internacional sobre la Enfermedad de Alzheimer ha dejado clara la importancia del deterioro cognitivo ligero y del hipocampo en el abordaje de este trastorno. El Alzheimer ya no se vincula sólo con el envejecimiento, sino con una patología global de todo el cerebro.

Los esfuerzos en Alzheimer están actualmente centrados en retrasar la progresión desde un deterioro cognitivo ligero hasta la instauración de la demencia. Así se ha señalado en el II Simposio Internacional sobre la Enfermedad de Alzheimer, organizado por la compañía Esteve en Barcelona. En el comité científico han estado Rafael Blesa y Teresa Gómez Isla, del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, y Mercè Boada, del Hospital General Valle de Hebrón, ambos en Barcelona.

El deterioro cognitivo ligero ha sido uno de los protagonistas del simposio. Boada ha señalado que hace unos años todos los sistemas sanitarios intentaban hacer el diagnóstico de la demencia una vez aparecida la enfermedad: "Pero hoy día la sociedad médica se ha dado cuenta del valor clínico que tiene la pérdida de la memoria como antesala de la demencia; por ello, los esfuerzos de investigación se van a centrar en el conocimiento de los marcadores presentes en el proceso de este tipo de deterioro".

  • La historia familiar, el gen ApoE4 y la hipertensión en edades intermedias de la vida son algunos de los principales factores desencadenantes

Gómez Isla ha profundizado en esta idea: "El estudio de cerebros con deterioro cognitivo ligero nos ha enseñado que incluso en esta fase, cuando los síntomas clínicos son todavía muy incipientes, el daño cerebral subyacente es ya muy extenso en algunas regiones". Por su parte, Blesa se ha valido de símiles futbolísticos para afirmar que "la liga del Alzheimer es muy larga. Los equipos que la lideran han apostado por una delantera de diagnóstico temprano, un medio campo de nuevas terapias modificadoras de la enfermedad y una defensa basada en el conocimiento de las causas y mecanismos moleculares".

La presencia internacional ha sido nutrida. Además de Ronald C. Petersen, el padre del deterioro cognitivo ligero, del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, ha destacado la presencia de Walter A. Rocca, del mismo centro.

Factores protectores
Según ha recordado, "el Azheimer es una enfermedad multifactorial, con factores de riesgo bien establecidos (además del principal, la edad), como la historia familiar y el gen ApoE4, o la hipertensión en edades intermedias de la vida, entre otros". También ha apuntado hacia posibles factores protectores, "como la educación, el tratamiento antihipertensivo, el ejercicio y la estimulación cognitiva". Michael E. Greenberg, de la Universidad estadounidense de Harvard, ha centrado la atención en "pequeñas microhemorragias cerebrales con una angiopatía amiloide como probable lesión subyacente, que contribuyen a la lesión neuronal en personas con la enfermedad".

  • El hipocampo se asocia con el envejecimiento fisiológico (giro dentado) y con la vulnerabilidad específica en Alzheimer (corteza entorrinal)

El estudio de regiones cerebrales concretas es una de las vías más adecuadas, ha explicado Scott A. Small, de la Universidad de Columbia, para quien el hipocampo es especialmente interesante: "En esta región hay zonas selectivamente vulnerables al envejecimiento fisiológico, como el giro dentado, y otras, como la corteza entorrinal, con vulnerabilidad específica en Alzheimer". Al tratarse de dos regiones distintas, la idea de que esta enfermedad no sea sólo una consecuencia inevitable del envejecimiento, sino una patología global de todo el cerebro, cobra fuerza.

No hay comentarios:

Loading...