miércoles, 19 de agosto de 2009

PowerPoint cumple 25 años

PowerPoint

Se estima que lo usan 500 millones de personas en todo el mundo y cumple 25 años.

Un día de agosto de 1984 se crearon los rudimentos de un programa de computadoras para proyectar presentaciones gráficas. Nacía PowerPoint.

Hoy, según cifras de Microsoft, se realizan cerca de 30 millones de presentaciones de PowerPoint cada día.

Inicialmente, el programa estaba dirigido a gerentes, profesores, vendedores o profesionales pero hoy es un comodín que prácticamente usa todo aquel interesado en exponer una idea de forma sencilla y estructurada.

PowerPoint se revela muy útil al permitir apoyo didáctico y visual en conferencias, exposiciones o presentación de negocios y también se utiliza para publicar materiales en internet.

Igualmente el programa posibilita crear esas cadenas de correo electrónico en forma de material adjunto que circulan profusamente.

"Cara a cara"

Pero pese a extensión y su enorme éxito, PowerPoint tiene sus críticos.

De acuerdo con ellos, prioriza el formato en detrimento del contenido, simplifica demasiado la información, interfiere en la comunicación cara a cara entre el presentador y la audiencia y puede hacer las sesiones monótonas y aburridas.

Delegados en una conferencia

Algunas presentaciones no logran cautivar a la audiencia.

¿Qué piensa Max Atkinson, especialista en técnicas de comunicación e interacción con la audiencia?

"En los últimos 25 años, he preguntado a cientos de personas cuántas presentaciones de PowerPoint les han resultado verdaderamente estimulantes. La mayoría se esfuerza en recordar al menos un ejemplo, y la persona más optimista fue capaz de recordar sólo dos presentaciones motivadoras", dice.

Entonces, ¿cuál es el problema?

Atkinson piensa que "el contacto visual juega un papel fundamental en mantener el interés" y a veces el presentador "no se percata de que pasa la mayor parte del tiempo dando la espalda a la audiencia".

En muchas ocasiones, el uso exagerado de diapositivas hace que se pierda el interés en una presentación de PowerPoint, o amontonar demasiado texto, o pretender que se lea y se escuche al mismo tiempo.

"Uno de los errores más comunes es no entender que las capacidades de hablar y de escuchar son totalmente diferentes de las capacidades de escribir y de leer", manifiesta el experto.

No hay comentarios:

Loading...