viernes, 7 de agosto de 2009

Quienes Están Inseguros de Sus Ideas, Pueden Ser Más Reacios a Aceptar las de Otros


7 de Agosto de 2009.

Nadamos en un mar de información, pero desechamos la mayor parte de lo que vemos y escuchamos. Un nuevo análisis de los datos obtenidos en docenas de estudios aporta nuevas e interesantes conclusiones sobre la manera en que escogemos la información a la que vamos a prestar atención y aquella otra que ignoraremos.
Bookmark and Share

En el estudio se ha constatado que aunque las personas tendemos a evitar la información que contradice lo que pensamos, ciertos factores pueden hacer que tomemos en cuenta otros puntos de vista.

El análisis ha sido dirigido por investigadores de la Universidad de Illinois y de la de Florida, e incluyó datos de 91 estudios que involucraron a cerca de 8.000 participantes en total.

Los resultados del nuevo análisis acaban con un debate que viene de mucho tiempo atrás, el de si las personas evitamos de manera activa la información que contradice nuestras creencias, o si sólo estamos expuestos con mayor frecuencia a las ideas similares a las nuestras porque tendemos a rodearnos de gente que piensa como nosotros.

Los investigadores querían verificar con exactitud hasta qué punto las personas quieren conocer "la verdad", en contraposición a mantenerse en una posición confortable con lo que ya "saben”.

La profesora de psicología Dolores Albarracín, de la Universidad de Illinois, condujo el estudio junto con el investigador William Hart de la Universidad de Florida. El equipo también incluyó investigadores de las Universidad del Noroeste y de la de Ohio.

En los estudios que el equipo revisó se solía preguntar a los participantes sobre sus puntos de vista respecto a un asunto dado, y luego se les permitía escoger si querían acceder a información que apoyara sus puntos de vista o a información que se opusiera a los mismos.

Los investigadores comprobaron que los individuos estudiados presentaban una tendencia dos veces mayor a seleccionar información que apoyara sus puntos de vista (67 por ciento) que a seleccionar información que permitiera considerar una idea opuesta (33 por ciento). Ciertos individuos, los de mentalidad cerrada, son aún más reacios a prestar atención a puntos de vista diferentes, según señala Albarracín. Los individuos de esta clase optarán por la información que respalde sus puntos de vista, en cerca del 75 por ciento de las veces, como se comprobó en el análisis de datos.

Los investigadores también constataron, sin sorprenderse por ello, que las personas son más reacias a prestar atención a otros puntos de vista cuando sus ideas propias están asociadas a valores políticos, religiosos o éticos.

Inesperadamente, las personas que tienen poca confianza en sus creencias son más reacias a prestar atención a puntos de vista contrarios que las personas que confían plenamente en sus creencias propias.

Ciertos factores también pueden inducir a las personas a buscar puntos de vista opuestos. Aquellos individuos conscientes de que quizá tengan que defender públicamente sus ideas están más motivados a prestar atención a los puntos de vista contrarios y a conocer bien los argumentos asociados a los mismos. En el proceso, algunas veces encontrarán que sus propias ideas evolucionan.

Las personas también se sienten más inclinadas a prestar atención a opiniones opuestas a la suya cuando ello les resulta útil de alguna manera, como por ejemplo al tener que tomar una decisión que puede perjudicarles si se equivocan.

Información adicional en:

* Scitech News

No hay comentarios:

Loading...