Busqueda

Cargando...

lunes, 7 de septiembre de 2009

EL PROYECTO DEL CONECTOMA HUMANO, MAPEAR EL "CABLEADO" DEL CEREBRO


Bajo los auspicios del BNR (Blueprint for Neuroscience Research), dependiente de los Institutos Nacionales de Salud en Estados Unidos, se ha lanzado un proyecto de 30 millones de dólares que utilizará tecnologías de última generación en el escaneo del cerebro, con el fin de mapear el "cableado" de este órgano en humanos adultos.

Mediante la recolección sistemática de datos del escaneo cerebral de cientos de individuos, el Proyecto del Conectoma Humano (HCP) permitirá acceder a una mejor comprensión sobre cómo las conexiones cerebrales subyacen en las funciones cerebrales, y abrirá nuevas líneas de estudio en la neurociencia del cerebro humano.

“El HCP es un gran reto decisivo para mapear todo el cableado interno del cerebro humano viviente. Mapear y relacionar estos circuitos con todo el espectro de funciones cerebrales tanto en una persona sana como en una enferma, es un viejo reto, que puede finalmente afrontarse de manera rigurosa mediante la combinación de las nuevas y potentes tecnologías”, explica Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH), que es una de las instituciones que participan en el BNR.

Los científicos han estudiado la relación existente entre la estructura y las funciones del cerebro humano desde el siglo XIX. Algunas partes del cerebro se encargan de funciones básicas como el movimiento, las sensaciones, las emociones, el aprendizaje y la memoria. Otras son más exclusivas del Ser Humano porque se ocupan de funciones exclusivamente humanas como el pensamiento abstracto. Las conexiones entre las regiones cerebrales son importantes para dar forma a estas funciones y coordinarlas, pero los científicos saben muy poco sobre cómo se conectan las diferentes partes del cerebro humano.

Los neurocientíficos tienen sólo un conocimiento incompleto de la conectividad cerebral. Si se supiera más sobre las conexiones cerebrales internas, y especialmente acerca de su susceptibilidad a cambios, se sabría más sobre las disfunciones cerebrales que surgen durante el envejecimiento, los trastornos mentales, las adicciones y las enfermedades neurológicas.

Por ejemplo, existen evidencias de que el crecimiento de conexiones cerebrales anómalas al comienzo de nuestras vidas puede ser la causa de autismo y esquizofrenia. Al parecer, también surgen cambios en la conectividad cuando las neuronas están en decadencia, ya sea como consecuencia del envejecimiento natural o por enfermedades como el Alzheimer.

Scitech News

Loading...