sábado, 26 de septiembre de 2009

"Vi demasiados tigres muertos"

Funcionarios de aduanas inspeccionan una piel de tigre en Lhasa, Tíbet, en 2005

Los hallazgos de la agencia EIA, particularmente en China, África del Este e Indonesia, han servido en algunos casos para que se enmienden las leyes.

“He visto más tigres y leopardos muertos que todos los que pueda ver vivos durante el resto de mi vida”.

Aunque con un tono de tristeza, Debbie responde con contundencia a la pregunta que envió Sergio Caloca, desde Chiapas, México, sobre cual es la parte más dura de su trabajo como investigadora medioambiental.

“Soy una apasionada de estos animales y es una experiencia desgarradora ver año tras año cómo hay pieles de tigres y leopardos abiertamente a la venta en mercados de China, porque significa que nada está cambiando y eso es muy descorazonador”.

Debbie tiene 37 años. Desde 1996 trabaja como investigadora encubierta para la Agencia de Investigación Medioambiental (EIA, por sus siglas en inglés) que tiene sede en el Reino Unido.

Lo que distingue a la EIA de otras organizaciones ecologistas es que para sus investigaciones sobre crímenes medioambientales emplea tácticas típicas de espías y detectives.

clic Vea también: Se buscan espías... medioambientales

Las cualidades del buen espía

¿Cuáles son las cualidades deseables de un buen investigador ambiental?, se pregunta desde Argentina María del Carmen Flaherty Martínez, una de las lectoras de BBC Mundo.

La organización tiene gente que viene de muy diversas áreas

“Tienes que ser realista y objetivo, porque muchas veces te ves en situaciones en las que no puedes ser sensible. Por ejemplo, si estás viendo pieles de tigres, no importa lo que sientas al respecto, no puedes expresarlo. Tienes que aislarte de lo que sientes, dice Debbie”.

Su trabajo sobre el comercio ilegal de tigres la ha llevado por países como China, India y Tailandia. También viajó por India y Nepal en busca de información sobre el comercio ilegal de sustancias químicas.

Uno de nuestros lectores de Monterrey, Francisco, se pregunta qué tipo de formación es necesaria para realizar este tipo de trabajo.

“La organización tiene gente que viene de muy diversas áreas: ex policías, periodistas, activistas de los derechos humanos, científicos, gente que estudió política internacional… y cada uno aporta diferentes conocimientos”.

Los peligros de la cámara oculta

Funcionarios de aduanas inspeccionan una piel de tigre en Lhasa, Tíbet, en 2005

Los investigadores utilizan cámaras ocultas e identidades falsas en sus averiguaciones.

Según la investigadora, EIA empezó a realizar investigaciones secretas en 1984 usando cámaras ocultas y por eso en términos de formación específica, gran parte de la capacitación de los investigadores tiene que ver con cómo utilizar el equipo.

“Además, necesitamos formarnos en técnicas de investigación. La calidad de la información que recabamos antes de iniciar una investigación es clave, porque tenemos que ser convincentes.

Por ejemplo: si vamos a investigar el comercio ilegal de madera, necesitamos saberlo todo sobre esa industria. Nuestros investigadores se van a hacer pasar por potenciales compradores, así que hay que desarrollar una historia muy creíble.

En todo caso hemos tenido que adaptarnos mucho: como ya hemos expuesto casos en Asia, y nuestra labor es conocida, ya no podemos utilizar investigadores occidentales en los casos que investigamos. Es muy importante escoger bien la etnia del investigador. Por ejemplo, cuando investigamos el comercio ilegal de tigres, la mayor parte del tiempo usamos investigadores chinos".

si vamos a investigar el comercio ilegal de madera, necesitamos saberlo todo sobre esa industria. Nuestros investigadores se van a hacer pasar por potenciales compradores, así que hay que desarrollar una historia muy creíble

Desde el punto de vista de la seguridad, Debbie menciona que la parte más difícil de su trabajo como investigadora es “cuando la persona con la que estás hablando sospecha que no eres la persona que dices ser, porque obviamente la situación se puede volver muy peligrosa”.

Pequeños logros

Carin Dalinger, de General Roca, Argentina, se pregunta cuáles son los logros específicos que EIA ha conseguido con sus investigaciones sobre el tráfico ilegal de tigres.

Deebie asegura que en general su principal logro es documentar y exponer el problema. Como ejemplo cita una investigación de 2005 cuyos resultados provocaron indirectamente el declive del comercio ilegal de pieles de tigre y leopardo en el Tíbet.

“Hasta entonces nadie había ido allí a hacer un cálculo de la extensión del problema. Nosotros nos quedamos muy impresionados con los resultados y también la comunidad internacional, hasta tal punto que el propio Dalai Lama lo mencionó en un discurso durante un evento en India”.

Debbie asegura que como consecuencia la gente del Tíbet empezó a quemar las pieles de tigres y leopardos y que desde entonces la demanda de pieles en la comunidad tibetana ha caído de manera dramática.

“Lamentablemente no ha ocurrido lo mismo en China, donde todavía hay una gran demanda".

Cómo sortear la corrupción

Algunas personas no son conscientes de la relevancia de un determinado crimen medioambiental o no tienen la formación necesaria para lidiar con el problema

Mauro Rodríguez, lector de BBC Mundo, se pregunta cómo afronta la agencia aquellas situaciones en las que descubren que un crimen medioambiental está siendo apoyado por el propio gobierno.

Debbie asegura que, en efecto, ésa es una situación que ocurre con bastante frecuencia. Y no sólo hay corrupción, dice, “también complicidad y la negligencia”.

“Además hay problemas que tienen que ver con la falta de capacidad o de experiencia. A lo mejor algunas personas no son conscientes de la relevancia de un determinado crimen medioambiental, o no tiene la formación necesaria para lidiar con el problema.

Como ONG internacional, cuando nos encontramos en esta situación lo único que podemos hacer es denunciar el problema a través de varias convenciones internacionales.

Por ejemplo hay una convención de Naciones Unidas contra la corrupción, contra el crimen organizado trasnacional, contra el comercio internacional de especies en peligro... Y esas son las plataformas sobre las cuales puedes exponer un problema, pero para eso tienes que tener antes evidencias.

Algunos gobiernos tienen departamentos especiales para combatir la corrupción. En esos casos puedes presentarles a ellos el caso. Pero al hacer estas denuncias tenemos que pensar en las posibles consecuencias para la gente que trabaja con nosotros en esos países, porque tenemos que cuidar su seguridad”.

2 comentarios:

curso uñas 605405643 dijo...

¿es descorazonador ver tantos animales muertos verdad? ¿sabes que se cometen asesinatos diariamente contra otros animales que tienen la misma capacidad y los mismos intereses por vivir que estos tigres? ¿por qué causa más compasión un tigre que una vaca o un cerdo? ¿por el capricho de querer comer sus cuerpos muertos? Ningún sabor o vestimenta justifica sus asesinatos. Se puede ser vegano perfectamente y vivir sin utilizar a los animales. Busca información por internet sobre veganismo. Haz la conexión entre lo injusto que es asesinar a un tigre por su piel o a un cerdo por su carne. Los consumidores somos los principales cómplices de todo esto, sin demanda no hay sufrimiento.
Nos quejamos cuando somos víctimas, pero nunca verdugos.

Anónimo dijo...

¿Dónde está el respeto del que hablas?
¿dónde está la justicia que proclamas?
¿por qué das esa excusa gastada de: "si no me salpica, no me preocupa nada"?
Dime sin pasotismo, quién dispone olvidar la crueldad que en porciones entra en tu paladar,
como un manjar, obviando la realidad de una víctima más.
Toma conciencia del tema: ¿cual es tu elección?
¿eres parte del problema o de la solución?
¿mente pensante o que ignora a quien implora?
Entre indiferencia y voluntad, está tu decisión.
Piensa en quien pagó su sitio en tu plato, inerte, que vio la luz del día para encontrar la muerte.
¿Quién subvenciona los gritos de miedo?
¿quién los financia? Tú constantemente.
Sus gritos de miedo. Tú, constantemente.
Como negocio concebida su existencia,
a pesar de su inocencia, de su inocencia...
Condenado, confinado -un caso de tantos-.
De noches y días bebió el amargo llanto.
Así fue su vida esclavizada, explotada.
El destino de su voz desamparada clamaba libertad.
Su corta vida atada era relegada a los deseos de una violación pactada.
Un día fue arrastrado y, asustado, a golpe y empujón metido en un camión,
oliendo ya la muerte, con otros llegó al pabellón, paredón de su ejecución.
Y mientras, a rastras, le ataban y colgaban, viendo al de delante que se desangraba.
Ante el cuchillo gritó, pero nadie le oyó.
Su mirada clavó en quien le degolló.
Hoy su cuerpo en pedazos, en venta, es el problema y exige coherencia.
Toda esta mezcla de injusticia y sadismo tiene solución y se llama veganismo.
Toma conciencia del tema:
¿cuál es tu elección?
¿Eres parte del problema o de la solución?
¿mente pensante o que ignora a quien implora?
Entre indiferencia y voluntad está tu decisión.
ESTÁ TU DECISIÓN.

Loading...