miércoles, 16 de diciembre de 2009

LA PRIMERA IMPRESION AL VER EL ASPECTO DE UNA PERSONA PUEDE SER MAS ACERTADA DE LO CREEMOS





Según una nueva investigación, las primeras impresiones sí importan cuando se trata de comunicar la personalidad a través de la apariencia.

A pesar del papel crucial de la apariencia física en la creación de las primeras impresiones, hasta ahora poca investigación se había hecho sobre la exactitud de las impresiones sobre la personalidad basadas sólo en la apariencia física.

El estudio ha sido realizado por los psicólogos Sam Gosling de la Universidad de Texas en Austin, y Laura Naumann de la Universidad Estatal de Sonoma, con la colaboración de Simine Vazire (Universidad Washington en San Luis) y Peter J. Rentfrow (Universidad de Cambridge).

En el estudio, unos observadores vieron fotografías de cuerpo entero de 123 personas a las que no conocían de nada. Las personas retratadas fueron contempladas por los observadores ostentando una postura controlada con una expresión facial neutra, o en una postura expresada con naturalidad. La precisión de los criterios fue medida mediante la comparación con las autovaloraciones de los sujetos fotografiados y con las valoraciones de tres informantes que conocían bien a esas personas.

Incluso cuando las veían en la postura controlada, los observadores pudieron juzgar con precisión algunos rasgos principales de la personalidad, incluyendo la extraversión y la autoestima. Pero muchos de los rasgos fueron difíciles de detectar bajo estas condiciones.

Cuando los observadores vieron el porte natural de cada persona (como por ejemplo una sonrisa o una postura energética), sus criterios fueron precisos para 9 de los 10 rasgos de personalidad.

Durante mucho tiempo, se ha sabido que las personas llegan a conclusiones sobre otras basándose en muy poca información, pero lo que es llamativo es comprobar, como se ha hecho en este estudio, que muchas de esas impresiones encierran conclusiones correctas, y que se puede llegar a éstas incluso a partir de algo tan simple como una única fotografía.

Sin embargo, Gosling advierte que los observadores, pese a esos aciertos, aún cometen bastantes errores. Aún así, señala que el estudio es importante debido a que proporciona nuevos y esclarecedores datos sobre las fuentes de precisión e imprecisión de esa clase de opiniones.

Sabiendo qué detalles de la pose y expresión de una persona transmiten a los observadores la impresión de que posee ciertos rasgos de personalidad, será posible que la gente pueda optar por modificar sus poses y expresiones a fin de cambiar las impresiones que con su imagen puede dar a los observadores.

Scitech News

No hay comentarios:

Loading...