martes, 8 de diciembre de 2009

Muchos Dinosaurios Pueden Haber Sido Considerados Erróneamente Como de Nuevas Especies

Foto: Holly Woodward/Montana State UniversityUn equipo de paleontólogos de la Universidad de California, en Berkeley, y del Museo de las Rocosas ha desmentido la existencia real de dos especies de dinosaurios con cabeza en forma de domo. La exclusión de estas dos especies llega después de que un dinosaurio de tres cuernos, el Torosaurus, fuese descartado recientemente en el encuentro de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados en el Reino Unido, y después de que siguieran el mismo camino en años recientes otras supuestas especies nuevas de dinosaurios.


Según el nuevo estudio, esos dinosaurios no eran especies distintas, como algunos paleontólogos afirmaban, sino que los ejemplares estaban en diferentes etapas de crecimiento y pertenecían a especies de dinosaurios que anteriormente ya fueron catalogadas y recibieron un nombre.

La confusión se originó en los extravagantes ornamentos de la cabeza de esos nuevos ejemplares, que van desde escudos y domos hasta cuernos y púas. Esos ornamentos cambiaban drásticamente con la edad y la madurez sexual, haciendo que las cabezas de los jóvenes adquiriesen un aspecto muy diferente al de las de los adultos. Hasta el punto de parecer de especies diferentes, tal como señala el experto en dinosaurios Mark B. Goodwin, director adjunto del Museo de Paleontología de la Universidad de California en Berkeley. "Algunos científicos confunden diferencias morfológicas en etapas distintas de crecimiento con características que son taxonómicamente importantes. El resultado es una cantidad inflada de dinosaurios en el Cretáceo tardío"
Goodwin y John "Jack" Horner del Museo de las Rocosas en la Universidad Estatal de Montana, en Bozeman, son los autores del nuevo estudio en el que han analizado los dinosaurios norteamericanos con cabeza en forma de domo.

El trabajo de estos y otros paleontólogos está permitiendo que especímenes de dinosaurios que murieron a edades distintas sean analizados mediante escaneos por tomografía computarizada y el examen de tejidos en distintas fases de crecimiento.

Horner sugiere incluso que un tercio de todas las especies de dinosaurios que han recibido nombre, puede no haber existido nunca, y ser sus ejemplares sólo individuos en etapas diferentes de crecimiento y pertenecientes a especies de dinosaurios previamente conocidas.

Información adicional en:

No hay comentarios:

Loading...